Contenido principal del artículo

Joaquín Bustamante Costa
Universidad de Cádiz (UCA)
España
Biografía
Vol. 69 (2020), Artículos, Páginas 181-202
DOI: https://doi.org/10.30827/meaharabe.v69i0.1037
Recibido: abr 2, 2020 Publicado: ene 16, 2020
Derechos de autor Cómo citar

Resumen

El fitónimo latino sillybus, “cierto cardo”, había sido propuesto como étimo del esp. jilguero, pero fue desechado por Menéndez Pidal y Corominas, que llegaron a poner en duda la existencia misma del fitónimo para el latín de Hispania dada la falta de testimonio escrito. En el presente artículo se ha utilizado el árabe como comprobación alternativa, ya que no había testimonio latino, y se ha buscado en los repertorios árabes medievales de botánica. El fitónimo se encuentra, pero la presencia de alteraciones gráficas y erratas de lectura indican que se trata de un término libresco y no popular. Sin embargo, la evidencia de topónimos andalusíes derivados de *sillybarium, “carduzal”, ha venido a corroborar la propuesta inicial y, además, contribuye a explicar topónimos como Chirivella (Valencia) o Chirivel (Almería), que habían recibido interpretaciones erróneas. El alcance de este étimo llega hasta el habla coloquial y arroja nueva luz sobre términos de improperio malsonantes de etimología incierta, como pudiera ser toda una familia de expresiones de la que formaría parte el discutido gilipollas.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo