Contenido principal del artículo

Juan Jesús Bravo Caro
Dpto. de Historia Moderna y Contemporánea. Universidad de Málaga
España
Núm. 25 (1998), DOSSIER, Páginas 173-211
DOI: https://doi.org/10.30827/cn.v0i25.2070
Recibido: Apr 2, 2014
Derechos de autor

Resumen

El inquietante futuro abierto durante el conflicto comenzado en las estribaciones de las Alpujarras granadina, requería medidas urgentes a fin de reactivar económicamente las comarcas afectadas. Los aspectos militares ocuparon un lugar preeminente, tanto en el sentido de apaciguar por completo el reino, como asegurar el asentamiento de colonos, y dar cobertura defensiva a las localidades del interior y del litoral frente a los focos insurrectos o a incursiones procedentes del norte de África. A partir de 1570, se comienza a reacondicionar el sistema de defensa del reino de Granada, cuyo principal sustento en el plano económico procedía de la estructura impositiva diseñada en tiempo de los Reyes Católicos, siendo los moriscos sus mejores contribuyentes. La deportación de éstos, obligará a una reforma en los mecanismos desplegados para recaudar el dinero necesario, por medios distintos a los existentes, dadas las exenciones de que gozaban los nuevos pobladores llegados a Granada.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo