Contenido principal del artículo

Óscar Recio Morales
The Centre for Irish-Scottish Studies, Trinity College Dublin
Irlanda
Núm. 29 (2002), DOSSIER, Páginas 245-275
DOI: https://doi.org/10.30827/cn.v0i29.2003
Recibido: mar 31, 2014
Derechos de autor

Resumen

La derrota de las fuerzas aliadas hispano irlandesas en Kinsale (1602) y el inicio de la britanización del Ulster (1607) marcaron el definitivo colapso del sistema gaèlico en Irlanda. Miles de irlandeses acompañaron a sus señores en un exilio dirigido hacia los territorios de la Monarquía hispánica. En su necesidad de presentarse dignamente ante la Monarquía, desterrando así muchos de los tópicos culturales que sobre la sociedad gaèlica se tenían, y en su intento de integración en la sociedad española, los irlandeses elaboraron toda una ideología política con el objetivo de legitimar sus aspiraciones. Esta ideología se basaba en tres premisas fundamentales: una continua alusión al supuesto origen ibérico de la población irlandesa, su inquebrantable fidelidad a Roma y sus continuos servicios a la Monarquía española.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo