Contenido principal del artículo

Gerardo J. Cueto Alonso
Biografía
Nº 26 (2020), Concepto, Páginas 5-28
DOI: https://doi.org/10.30827/e-rph.v0i26.17912
Recibido: ene 7, 2021 Publicado: jul 9, 2020
Derechos de autor Cómo citar

Resumen

En 2019 el Gobierno de Cantabria incoó expediente para la declaración del edificio de La Lechera de Torrelavega como Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento. El objetivo de este estudio es profundizar en la historia de este relevante edificio centenario y establecer su valoración patrimonial. Desgraciadamente no se ha conservado mucha documentación acerca del edificio y sus sucesivos propietarios en los archivos históricos, por lo que se ha recurrido a la consulta de la prensa diaria para suplir esa carencia. Su historia industrial comenzó en 1899 como fábrica de azúcar de la mano de la Azucarera Montañesa. Tras dos décadas en funcionamiento la fábrica cerró sin alcanzar los objetivos previstos inicialmente. En 1926 el edificio se rehabilitó y transformó en fábrica de leche condensada y derivados lácteos por su nueva propietaria la Sociedad Lechera Montañesa. Tras varios años de abandono, en 1985 el edificio se acondicionó como sede de la Feria de Muestras de Cantabria. Una vez que cesó la actividad ferial, el edificio carece de un uso continuado, si bien hay varios proyectos para su rehabilitación con fines culturales.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo