Contenido principal del artículo

Michel Boeglin
Université Montpellier III
Francia
Núm. 33 (2007): VENALIDAD DE CARGOS Y HONORES EN LA ESPAÑA MODERNA, VARIA, Páginas 195-221
DOI: https://doi.org/10.30827/cn.v0i33.1769
Recibido: mar 10, 2014 Publicado: mar 10, 2014
Derechos de autor

Resumen

En 1589 se realizó un censo enviado al Consejo de Castilla por las autoridades diocesanas. Veinte años después de la deportación, el grupo morisco era esencialmente urbano, especializado en el comercio y la artesanía, aunque según deja entrever el tipo de hábitat y el fuerte índice de profesiones desconocidas, su condición económica y social distaba mucho de ser envidiable. A pesar de la voluntad reiteradamente manifestada de facilitar y acelerar su integración en la sociedad cristiana, las medidas dictadas apenas propiciaron su conversión verdadera, careciendo los medios requeridos para llevar a cabo la evangelización. Minoría numéricamente importante en la capital hispalense, en un momento en que ésta terminaba su prodigioso auge demográfico, el grupo morisco, que se repartía por los barrios periféricos que ceñían el nódulo central de la ciudad, constituía, a ojos de los sevillanos, una amenaza constante como lo dejan entrever los repetidos rumores de sublevamiento.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo