Contenido principal del artículo

Fernando Molina González
Departamento de Prehistoria y Arqueología. Universidad de Granada
España
Oswaldo Arteaga Matute
Departamento de Prehistoria y Arqueología. Universidad de Sevilla
España
Vol. 1 (1976), Artículos, Páginas 175-214
DOI: https://doi.org/10.30827/cpag.v1i0.717
Recibido: Apr 28, 2013
Derechos de autor

Resumen

Las cerámicas decoradas mediante la técnica de la excisión se han venido considerando, hasta no hace mucho tiempo, como una de las pruebas inequívocas de la propagación de "elementos célticos" hacia la Península Ibérica.

Don Juan Cabré, en el año 1929, fue quizás el primer investigador que demostró un interés especial por el tipo de cerámicas que aquí tratamos, clasificando en la Segunda Edad del Bronce los ricos materiales del Roquizal del Rullo, junto con varios vasos hallados en el castro de Las Cogotas. Poco después, dada la similitud técnica entre estas decoraciones y las que se conocen en otros complejos europeos, el profesor P. Bosch Gimpera y J. Pérez de Barradas las relacionaron con la "Kerbschnitt" de la Cultura de los Túmulos del Rhin.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo