Contenido principal del artículo

H. H. De Boer
Barge’s Anthropologica Dept. of Anatomy and Embryology, Leiden University Medical Center
Países Bajos
G. J. R. Maat
Barge’s Anthropologica Dept. of Anatomy and Embryology, Leiden University Medical Center
Países Bajos
Vol. 22 (2012), Monográfico, Páginas 49-65
DOI: https://doi.org/10.30827/cpag.v22i0.2415
Recibido: Sep 25, 2014 Publicado: Sep 25, 2012
Derechos de autor

Resumen

Independientemente de las condiciones de conservación arqueológica, la histomorfología de hueso seco humano conserva información útil sobre el estado f isiológico y patológico de las personas fallecidas. Por lo tanto la utilización del análisis histológico puede ser una adición útil a los métodos arqueológicos de rutina. No obstante, en la práctica se ha demostrado, que para muchos arqueólogos la falta de familiaridad con esta técnica constituye un obstáculo para su utilización. Por lo tanto, después de haber abordado  las restricciones  asociadas  al análisis histológico  en general, vamos a demostrar que la preparación de secciones / diapositivas no tiene por qué ser difícil, costoso o requerir mucho tiempo para su utilización. En este trabajo se expone una intro- ducción a la aplicación de la evaluación histológica para poder determinar la edad de la persona fallecida. Se discute su base teórica, su valor en comparación  con otros métodos y sus límites. Por último, vamos a tratar la ef icacia de la histología como indicador de procesos patológicos y  mostrar  que  sólo  un  pequeño  número  de  trastornos  tienen  características  microscópicas ‘patognonomicas’  diferenciadas.  En todos  los demás  casos  los datos  histológicos  deben  ser combinados  con los resultados anatómicos macroscópicos  y radiológicos  del mismo individuo para obtener  un diagnóstico concluyente o una lista abreviada de diferentes (alternativos) diagnósticos.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo