Contenido principal del artículo

  • Inés Cornejo Portugal
  • Elizabeth Bellon Cárdenas
Inés Cornejo Portugal
España
Elizabeth Bellon Cárdenas
Vol. 3 (2010), Artículos, Páginas 6-22
DOI: https://doi.org/10.30827/revpaz.v3i0.439
Recibido: Mar 7, 2013 Publicado: Jun 7, 2010

Resumen

En este trabajo se examinan las narrativas de identidad de los receptores culturales de la radiodifusora indigenista “La Voz de los Mayas, Xepet”, respecto de su relación con la oferta radiofónica de esta emisora ubicada en la cabecera municipal de Peto, al sur de Yucatán, México. El propósito es, por un lado, sistematizar, desde el análisis argumentativo, el uso, estructura y estrategias argumentativas de los maya hablantes radioescuchas de Xepet (bilingües o monolingües) en torno a la oferta cultural de la misma, así como a la presencia cotidiana de esta emisora en su mundo de vida; y, por otro, reflexionar acerca de la radio indigenista en México como un recurso que podría contribuir a la “cultura de paz”.

“U chíikul u t’aan maayao’ob” o “La voz de los mayas”, salió al aire el 29 de noviembre de 1982, en la frecuencia de los 740 khz de AM y fue reubicada al 730 en enero de 2001. Su área de cobertura abarca unos 100 km a la redonda, alcanzando cerca de mil comunidades de la península y parte de Quintana Roo, con una audiencia potencial de 500 mil personas. Su programación incluye géneros musicales y no musicales, compuestos estos últimos por programas informativos, de difusión cultural, servicio e infantiles. Xepet ha sido una de las radiodifusoras pioneras del sistema indigenista promovido por el Estado mexicano desde 1979, modelo que habría de extenderse en las más de veinte emisoras que aparecieron después. Hoy en día, la crítica respecto de la función, contenidos y operación de estas emisoras “oficiales” o “voceras del Gobierno” permanence, debido a que tanto la práctica indigenista como su experiencia radiofónica parecieran estar rebasadas por las demandas de los pueblos indios que reivindican su derecho a la libre determinación y a la autonomía, así como a la propiedad y gestión de sus propios medios de comunicación. Lo anterior reitera la necesidad de una propuesta radiofónica que se constituya en interlocutor válido para los mayas yucatecos.

Alejándonos de quienes de manera simple celebran la diferencia cultural del “mundo globalizado” al igual que la “interculturalidad” como la integración, convivencia o relación pacífica de elementos de distintas culturas de forma “más o menos satisfactoria”, recordamos que la relación entre grupos diferentes siempre implicará luchas simbólicas por el reconocimiento y, en consecuencia, un proceso incesante de reconfiguración de identidades y de su poder. Con base en el análisis argumentativo de las narrativas de los mayas yucatecos en torno a la “escucha” de Xepet, advertimos que la radio podría ser un recurso para, a través de la lengua, evocar la memoria colectiva de quienes afirman no hablar “la maya auténtica” o no ser los “verdaderos mayas” sino tan sólo “mayeros”, “los que hablan la maya”. La radio como un instrumento para recordar, afirmar, apropiarse y reconfigurar algunos elementos de la identidad, constituyéndose como un espacio de diálogo hacia una “cultura de paz”. Conformarse con el valor simbólico de las emisoras indigenistas sería ignorar, una vez más, las demandas actuales de estos pueblos, que exigen una comunicación en donde no sólo se hable su lengua, sino que se escuche su voz.

 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo