Liderazgo y legislación educativa como fundamentos para la acción directiva escolar. un estudio descriptivo en el contexto de Cataluña

Salvador Oriola Requena, Josep Cascales Ribera

Resumen


Dirigir y liderar un centro educativo es una compleja tarea que implica el desempeño de múltiples funciones como la gestión del alumnado y de los docentes, el fomento de relaciones interpersonales e institucionales, la administración de recursos económicos y humanos, el diseño y la implementación de un proyecto educativo que se adapte al contexto de cada centro, etc. Para afrontar esta tarea multidimensional de forma eficaz es necesario poseer y dominar unas capacidades y unas competencias tanto profesionales como socioemocionales, las cuales estarán mediadas en todo momento por la legislación educativa vigente. La presente investigación tiene como objetivo conocer, describir y analizar el tipo de liderazgo directivo que se ejerce en el contexto de escuelas de primaria en Cataluña a partir del análisis de entrevistas semiestructuradas realizadas a una muestra de 60 directores de escuela. El predominio en las escuelas de un liderazgo de tipo técnico-educativo; la demanda de recursos por parte de los equipos directivos para desempeñar de forma eficiente tanto funciones de administración como pedagógicas; o el uso de la innovación pedagógica para mejorar la matriculación en las escuelas son algunos de los resultados obtenidos más significativos.

 


Palabras clave


director; escuela; liderazgo;

Citas


Álvarez, M. (2014). La función directiva en la LOMCE, competencias y modo de acceso. Recuperado de https://bit.ly/2sgMX27

Álvarez. G. y Torrens, X. (2018). Reforma educativa de Cataluña: búsqueda de impacto social en el liderazgo creativo de los equipos directivos. Revista Internacional de Organizaciones, 21, 63-84. DOI: https://doi.org/ 10.17345/rio21.63-84

Anderson, J. E. (2011). Public Policymaking. Boston: Wadsworth Cengage.

Argos, J. y Ezquerra, P. (Eds.). (2014). Liderazgo y educación. Santander: Editorial de la Universidad de Cantabria.

Bass, B. M. (1985). Leadership and performance beyond expectations. Nueva York: Free Press.

Bolívar, A. (2010). El liderazgo educativo y su papel en la mejora: una revisión actual de sus posibilidades y limitaciones. Psicoperspectivas. Individuo y Sociedad, 9 (2). Recuperado de https://bit.ly/2Ja8eV3

Bolívar, A. y Ritacco, M. (2016). Identidad profesional de los directores escolares en España. Un enfoque biográfico narrativo.Opción: Revista de Ciencias Humanas y Sociales, 79, 163-183.

Boyatzis, R. y Mckee, A. (2006). Liderazgo emocional. Bilbao: Ediciones Deusto.

Bush, T. (2003). Theories of EducationalLeadership and Management.ThousandOaks, CA: SAGE Editions.

Cantón, I. y Arias, A. R. (2010).Metáforas y teorías implícitas de los directores escolares. Educatio Siglo XXI, 28 (1), 227-248.

Castro, A. y Lupano, M. L. (2007). Teorías implícitas del liderazgo y calidad de la relación entre líder y seguidor. Boletín de Psicología, 89, 7-28.

Csikszentmihalyi, M. (1990). Flow: The Psychology of Optimal Experience. Nueva York: Harper&Row.

Decreto 102/2010, de 3 de agosto, de autonomía de los centros educativos.Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya, 5686, 61485-61519

Decreto 39/2014, de 25 de marzo, por el cual se regulan los procedimientos para definir el perfil y la provisión de las plazas de trabajo docente. Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya,6591, 1-25.

Fernández, J. M. y Hernández, A. (2013). Liderazgo directivo e inclusión educativa. Perfiles Educativos, 35 (142), 27-41.

Fullan, M. (2002). Liderar en una cultura de cambio. Barcelona: Octaedro.

García A. (coord.). (2008). La autonomía de los centros escolares. Madrid: Ministerio de Educación.

Goetz, J. y LeCompte, M. (1988). Etnografía y diseño cualitativo en investigación educativa. Madrid: Morata.

Goleman, D. (2014). Liderazgo. El poder de la inteligencia emocional. Barcelona: B de Bolsillo.

Hargreaves, A. (2009). El liderazgo sustentable y el cambio en tiempos de confusión. Espacios en Blanco. Revista de Educación, 19, 181-195.

Leithwood, K. (2008). Should Educational Leadership Focus on Best Practices or Next Practices? JournalEducationalChange, 9, 71-75.

Ley 14/1970, de 4 de agosto, General de Educación y Financiamiento de la Reforma Educativa. Boletín Oficial del Estado, 187, 12525-12546.

Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo. Boletín Oficial del Estado, 238, 28927-28942.

Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación. Boletín Oficial del Estado, 307, 45188-45220.

Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. Boletín Oficial del Estado,106, 17158-17207.

Ley Orgánica 8/2013, para la Mejora de la Calidad Educativa. Boletín Oficial del Estado, 295, 97858-97921.

Ley 012/2009 de Educación de Cataluña. Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya,5422, 56589-56682.

Lorente, A. (2012). Apuntes sobre “El desarrollo profesional” de los directores de los centros docentes. Fórum Aragón, 12, 23-27.

López, J. y Lavié, J.M. (2010).Liderazgo para sostener procesos de innovación en la escuela. Profesorado. Revista de currículum y formación del profesorado, 14 (1), 72-92.

Martínez, P. C. (2006). El método de estudio de caso: estrategia metodológica de la investigación científica. Pensamiento & Gestión, 20, 165-193.

Maureira, O. (2006). Dirección y Eficacia Escolar, una Relación Fundamental. Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación, 4 (4), 1-10.

Murillo, F. J. (2006). Una dirección escolar para el cambio: del liderazgo transformacional al liderazgo distribuido. Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación, 4 (4), 11-24.

Oriol, J., Campos, J. M., e Izquierdo, I. (2011). La direcció d’activitats i entitats de lleureinfantil i juvenil. Barcelona: Claret.

Osorno, R. (2018). Los equipos directivos de los centros educativos públicos: composición, funciones y competencias. Un instrumento de evaluación de su desempeño competencial.Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid. Recuperado de: https://eprints.ucm.es/49427/1/T40305.pdf

Ritacco, M. y Bolívar, A. (2016). Impacto del modelo español de dirección escolar en la identidad profesional los líderes escolares. Archivos Analíticos de Políticas Educativas, 24(119), 1-28.

Salanova, M. y Schaufeli, W. B. (2009). El engagement en el trabajo. Cuando el trabajo se convierte en pasión. Madrid: Alianza Editorial.

Sánchez, M. y López, J. (2010). Culturas institucionales quefacilitan y dificultan la mejora de laescuela. Profesorado. Revista de currículum y formación del profesorado, 14 (1), 93-110.

Sans-Martín, A., Guàrdia, J. y Triadó-Ivern, X. M. (2016).El liderazgo educativo en europa: una aproximación transcultural. Revista de Educación, 371, 83-106.

Sergiovanni, T. J. (1984). Leadership and excellence in schooling. EducationalLeadership, 41 (5), 4-13.

Serrano, R. y Martín-Cuadrado, A. M. (2017). Diagnosis de la problemática actual de las direcciones escolares. Revista Complutense de Educación, 28 (4), 1193-1210. DOI: http://dx.doi.org/10.5209/RCED.51637

Vázquez, S. y Liesa, M. (2015). Análisis de las competencias de los directivos escolares: La profesionalización del director. Revista Iberoamericana de Producción Académica y Gestión Educativa, 2, 1-16.

Villanueva, J. J. (2008). La inteligencia emocional rasgo, la autoeficacia para el liderazgo y su vinculación a procesos afectivos grupales, cognitivos y de desempeño. Tesis doctoral. Universidad de Salamanca. Recuperado de: http://hdl.handle.net/ 10045/7710

Weinstein, J. y Muñoz, G. (Ed.). (2017). Mejoramiento y liderazgo en la escuela: Once miradas. Santiago, Chile: Ediciones Universidad Diego.


Texto completo: PDF

Refbacks